EL DETECTIVE PRIVADO Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

 

Existe una queja general en el sector de la investigación privada sobre los modos de tratar nuestra profesión por parte de los medios de comunicación pero, ¿son responsables los periodistas de que, como sector, nunca hayamos sabido divulgar a qué nos dedicamos?

detectives privados y periodistas

Lamentarse y buscar culpables en el exterior parece, a veces, el deporte nacional. La diferencia es que el deporte beneficia la salud, crea lazos positivos entre la gente y, sobretodo, nos incita a movernos, mientras que el victimismo nos agria la sangre, nos estanca y nos impide una autoreflexión profunda y sincera que nos lleve a movernos para cambiar las cosas.

Analicemos primero, de la manera más objetiva posible, lo sucedido hasta ahora:

1.- La oveja negra destaca entre las blancas. Que una fábrica de leche en polvo fabrique leche en polvo no es noticia, que una fábrica de leche en polvo sea utilizada para trasportar cocaína entre diversos países sí lo sería. Del mismo modo, que una agencia de detectives, contra todo sentido común, se dedique a colaborar con partidos políticos en sus chorradas habituales de espionajes y contraespionajes ocupa las primeras planas de todos los periódicos nacionales durante una buena temporada.

Eso es normal, a ti tampoco te interesaría leer un periódico con noticias tipo: “Una fábrica de leche en polvo fabricó ayer leche en polvo”.

2.- El que hace el primer comunicado de prensa pone nombre al caso y crea el primer titular. ¿Qué nombre le pondríais a una operación en que ex miembros del CNI, policías, guardias civiles, funcionarios de hacienda y funcionarios de la Seguridad Social venden datos a algunas agencias de detectives y a un gran número de bancos y grandes empresas del país? Pues si eres detective le pondrías algo tipo “Operación venta de datos” y hablarías del escándalo que supone que funcionarios públicos ganen miles de euros vendiendo los datos que deberían custodiar. El problema es cuando los que lanzan la noticia prefieren no hablar de eso y desvían la atención hablando de los detectives que comerciaban con datos.

En esos momentos, ante la falta de una voz única en el gremio, el periodista tira de hemeroteca o entrevista a algún supuesto experto en detectives, tipo comisario jubilado que desconoce desde la legislación hasta las más básicas funciones de los detectives privados pero que opina, y como en España el desconocimiento no frena en absoluto la capacidad de la gente de opinar, al final se considera que se ha hecho lo que se ha podido y que la información ha sido debidamente contrastada.

3.- La “pesadilla” que se muerde la cola. Y hablo de pesadilla y no pescadilla porque parece un sueño que no tiene fin. Tradicionalmente solo han salido detectives en televisión para dos cosas: hablar de casos propios y la metodología utilizada, vulnerando los derechos más básicos de sus clientes y cualquier tipo de deontología profesional o salir enseñando gadgets (“cacharritos” les llamaría en español) para que la gente diga: “Oh, qué cosas hacen”.

¿Qué hemos conseguido con eso? Pues que si te llaman para invitarte a un programa de televisión y les dices: “Vale, pero no traeré imágenes de casos reales ni los aparatos con los que los grabo”, entonces el interés desaparece. Me ha pasado varias veces con programas de gran audiencia y siempre ha acabado igual: en día de la emisión del programa sí había un detective en el plató, ávido de sus 5 minutos de fama, enseñando videos pixelados de investigaciones de cuernos y mostrando en público sus cámaras ocultas.

Por cierto, no sé cómo no aburre ya el tema de las microcámaras cuando hace años que enseñan siempre las mismas chorradas.

¿Y cómo acabamos con estos tres puntos?

CONTRA LA DESINFORMACIÓN, INFORMACIÓN.

Nos corresponde a nosotros, los detectives privados, divulgar la realidad de la investigación privada en España.

Somos nosotros, como expertos, los únicos realmente capaces de iluminar los puntos grises de la investigación y aclarar, de una vez por todas, a la población española:

Que las investigaciones que llevamos a cabo los detectives privados son completamente legales y se encuentran perfectamente reguladas.

Que cuando se ven envueltos en una situación abusiva de la que no pueden salir por falta de pruebas, hay unos profesionales llamados detectives privados cuya función, legal y explícita, es ayudarles en ese problema, conseguir información y recabar pruebas.

Que los detectives privados de este país no son expolicías borrachos venidos a menos sino estudiantes universitarios venidos a más.

Que nuestra función no es ayudarles a cometer delitos espiando a sus parejas los Whatsapp ni instalar cámaras ocultas en la habitación del hotel en la que dormirá su pareja y que no hacemos barridos de frecuencia para interceptar las llamadas de móvil de sus vecinos. No, y lo aclaro ya, no tenemos una base de datos con fotos de toda la población mundial para que metiendo solo un nombre de pila o una foto de hace 30 años nos salga la localización exacta de una persona vía imagen de satélite.

Que si una persona le ha estafado y le debe dinero podemos ayudarle a localizarla.

Que si un trabajador suyo está de baja en su empresa y a la vez trabaja en la de su cuñado podemos ayudarle a demostrarlo y que se lo quite de encima.

Que si alguien le ofrece participar en un negocio podemos ayudarle a discriminar entre una oportunidad y una estafa.

Que si su ex pareja tiene a sus hijos abandonados, o mal cuidados, no tiene porqué sufrir en silencio porque todo esto tiene remedio.

Nuestra labor debería ser ayudar a los medios de comunicación a informar de todo esto o, al menos, a ir dando un poco de luz. Hay que ser realistas, no esperéis que porque divulguemos esta información va a salir Jorge Javier Vázquez en “Sálvame” dedicando un especial a explicar a qué nos dedicamos realmente los detectives (“Hoy hemos descubierto que los detectives se dedican a cosas legales”), no, pero podemos ayudar a que la próxima vez que un periodista busque información para preparar una entrevista la encuentre, y pueda plantear preguntas interesantes y originales que entretengan a su público y a la vez informen.

Para todo esto hemos creado un grupo abierto en Facebook llamado “La Profesión del Detective Privado”  dónde profesionales y estudiantes compartimos conocimientos y opiniones, a la vez que contestamos a dudas que se puedan plantear.

No dudéis en entrar y preguntar lo que queráis, os contestaremos cualquier duda relacionada con la profesión.

No se va a cambiar la imagen de los detectives privados en España en dos días pero todo largo camino empieza con un primer paso.

 

The following two tabs change content below.
Director en Omnia Veritas y detective privado con licencia 2265. Tel: +34 686 669 705 GM of Omnia Verita and private investigator. Cell: +34 686 669 705

Latest posts by Fernando Mairata (see all)

Leave a Reply

11 − 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button