HACER DE DETECTIVE ES FÁCIL, MI CUÑADO LO HARÍA MÁS BARATO

Todo detective que atienda clientes con regularidad ha oído esta frase o alguna similar, y no una vez, sino varias al mes.

detective chapuzas

Operar es hacer cuatro cortes, los abogados cargan libritos rojos todo el día porque no se saben las leyes, diseñar un logo son cuatro dibujos mal hechos y listo, y por supuesto, seguir a alguien es muy fácil.

Quizás los otros ejemplos sean un tanto exagerados y la gente respete más este tipo de profesiones, pero os aseguro que si hacemos una encuesta entre la población española sobre sus cualidades para trabajar como detective el 90% diría que ellos lo harían “bien o muy bien”, que es muy fácil.

Evidentemente la tendencia al “muy bien” sería proporcional al desconocimiento absoluto de esta profesión, cuanto más ignoras de algo, más fácil te parece.

El detective privado para la gran mayoría de población, entre la que podemos incluir algunos abogados, bastantes policías y la inmensa mayoría de nuestros legisladores, es un fulano que se dedica a espiar a la gente, disfrazado o a escondidas. Para ellos, los detectives somos unos fieras que nos dedicamos a poner micrófonos escondidos en las casas ajenas, nos colamos en habitaciones de hotel y, aunque sabemos que todo esto es ilegal, nos dedicamos a seguir haciéndolo a destajo porque somos así de guays.

Si bien es cierto que los casos que saltan a los medios son de ese estilo, esa gentuza es la excepción. Una excepción en la que suele haber intereses políticos de por medio, colaboraciones (o liderazgo) de altos funcionarios y grandes empresas que nunca salen mal paradas. Nada nuevo bajo el sol de España.

El problema que más nos afecta realmente es el “detective torrentiano”, ese cuñado o amiguete de la familia a la que cuando se le comenta el presupuesto que te ha dado una agencia de detectives te dice sin dudarlo: “Ala, esto te lo hago yo por la mitad de precio y mejor”.

El “detective torrentiano” no tiene idea de si cumple la ley o no, de qué sanción le puede caer si le pillan o de si su “investigación torrentiana” le puede servir de algo a su cliente, pero a él le da igual. Con la vespa y su profundo conocimiento de los seguimientos, gracias a las excelentes película al respecto, se lanza a la aventura.

Pueden ocurrir varias cosas:

1.- Consigue su propósito. Lo cual no significa que lo haya hecho bien y ni mucho menos que los intereses de su “cliente” hayan sido protegidos. Debo reconocer que me encanta cuanto algún listillo tiene que meterse “las pruebas” que tiene por el c. porque han sido obtenidas de manera ilegal.

2.- La ha liado gorda. Gorda en diferentes tamaños, desde el que le han “pillado” en eso tan “fácil” como es un seguimiento, hasta el que ha acabado denunciado por acoso, amenazas, o temas similares.

Lo peor del tema es cuando, después de que el “experto” la haya liado, el cliente intenta contratar una agencia de detectives seria. Puede pasar que te lo adviertan, con lo que tienes la opción de no aceptarlo o adecuar el presupuesto a las peculiaridades del encargo (varios detectives, seguimiento más corto, etc.).

Aunque lo habitual es que no te lo adviertan, y aquí van un par de consejos para detectar estas situaciones:

1.- Si ves que nada más salir de su casa o trabajo mira para todos lados, malo.

2.- Si nada más empezar a conducir empieza el “rotondeo”, peor aún.

3.- Y más importante, cobra siempre una parte por adelantado, así te podrás permitir el lujo de llamar a tu nuevo cliente y mandarle a freír espárragos sin perder la jornada.

Para cerrar el tema comentar las solicitudes de trabajo que me llegan, curiosamente me llegan más de gente sin título pero que quiere trabajar que de gente con la titulación en regla (se ve que no hay paro en España). En todas estas solicitudes todo el mundo está megacapacitado, aunque no sepa ni de qué va el trabajo.

Os dejo con un diálogo casi exacto de la penúltima solicitud al respecto, creo que es bastante ilustrativo de la situación:

-Hola, quería saber si necesitáis gente porque me gustaría trabajar de detective, coger experiencia y tal.

– ¿Pero tienes el TIP y la carrera?

– No, pero he hecho un curso de cocina en Italia y ahora quiero trabajar de esto.

Sí, es real.

The following two tabs change content below.
Director en Omnia Veritas y detective privado con licencia 2265. Tel: +34 686 669 705 GM of Omnia Verita and private investigator. Cell: +34 686 669 705

Latest posts by Fernando Mairata (see all)

Leave a Reply

seis + 20 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies