Consejos frente al Metaverso

Como experto, solo puedo hablar como detective, criminólogo y fan de la ciencia ficción. Sin embargo, si uno observa, puede darse cuenta de los resquicios que dejan fenómenos como las criptomonedas, las micro-transacciones (en videojuegos, por ejemplo) o las brechas de datos de las redes sociales.

Un Metaverso para todos.

La realidad virtual es algo con lo que mucha gente sueña desde, como mínimo, Tron. Matrix la hizo todavía más agradable a la vista, pero, como Neo, no debemos dejarnos llevar por la aparente belleza de unos cuantos datos hechos justamente para atraparnos.


El Metaverso traerá bondades, de eso no hay duda. Se encargará de conectarnos todavía más, de brindarnos nuevas experiencias, de permitirnos conocer a más personas… pero también abrirá la puerta a fingir lo que no somos, de engañar, de jugar con los sentimientos de las personas, manipular actitudes, robar datos o dinero, etc., así como llevará el archiconocido odio de Twitter (y otros tantos fenómenos) a las calles virtuales. Es por ello que, si se va a tratar de nuestra segunda realidad o vida, la tratemos con el cuidado que le damos a la primera.


Consejos de la vida en el Metaverso

No te fíes de extraños ni de ofertas jugosas.

Si es demasiado bueno para ser verdad, entonces es mentira. No se trata de abrazar el cinismo o la suspicacia, sino de tener la justa prudencia para sobrevivir en una realidad nueva de la que todos querrán sacar partido, desde los creadores y las multinacionales que se adhieran al juego, hasta el perfil más pequeño al que le han pasado un mensaje por WhatsApp sobre una forma secreta de sacar dinero. El Metaverso será un reflejo de lo que ya vivimos hoy.
Por ejemplo, ¿quién no tiene un amigo/a que ha recibido un chivatazo de la siguiente criptomoneda a la que hay que apostar ciegamente nuestro dinero? ¿Cuánta de esa gente luego se ha lamentado (porque perdió) al haber pecado de impulsividad al ver que bajaba el precio y perdía dinero? No se pecó de nada más que de ingenuidad, y es algo que nos costará aceptar. Pero cuanto antes lo hagamos, menos dinero perderemos en favor de otros.

Las rebajas nunca lo son. Lo barato sale caro.

Y si después de mil Black Friday y AliExpress esto no ha quedado claro, no sé cómo lo hará en el Metaverso. No te digo que no te personalices tu avatar. Haz lo que quieras, pero mi consejo es que no se te vaya la cabeza porque ellos viven de que se te vaya. Como viven de que quieras comprar mil cosas que no necesitas solo porque han sido rebajadas (cuando en realidad no es así), no cesarán ni un segundo. La publicidad será constante e invasiva. Si algo me ha enseñado la vida de fallido ahorrador es que el dinero siempre se va en las pequeñas cosas. Porque son esas las que no prevemos y a las que no les damos (o le quitamos) importancia. Hoy una nueva skin (apariencia), mañana la habilidad de volar, pasado el acceso a un casino online, al otro tener la nariz de Cyrano… Las ofertas van a ser estrambóticas y creedme que volveréis a este post y diréis: vaya, he caído. Tenía razón.

Quién es quién.

Surge el detective que llevo dentro y me hace preguntarme si Alix345 es la chica de New Jersey con doctorado en Harvard que dice ser, o es cualquier otra persona. Y no se trata de que te mientan para aprovecharse de ti. Hay tantos otros mecanismos psicológicos y razones sociales menos peligrosas por las que alguien fingiría ser otra persona en, por ejemplo, el Metaverso. Sea como fuere, es importante tener en cuenta esto. Uno puede tanto dar sus datos (reales), incluidos los bancarios, como enamorarse de alguien que en realidad es otra persona, ¡y quién sabe qué hará con ello! Lo mínimo es protegerse. No hacerlo es convertirse en una víctima potencial.

Por real que sea, no es la realidad.

Es probable que muchos acaben prefiriendo el Metaverso a la propia realidad, y es que aquel estará lleno de virtudes y entretenimientos, de belleza y facilidades para ser y estar; en cambio, la realidad es dura, se ha de trabajar, perder horas en asuntos que ni nos interesan, las relaciones probablemente sean más fáciles en el Metaverso por ese contexto facilitado y de ocio… Sería comprensible perderse en la realidad virtual, renunciar a la realidad. Es algo que ya sucede con las plataformas de Streaming, los videojuegos, Twitch y tantas otras actividades de ocio con mayor o menor inmersión que suponen una desconexión. Pero la realidad, por dura que sea, es lo único real, y aunque suene un poco a Mr. Wonderful, la única manera de cambiarla es estando en ella. Perderse en mundos de fantasía puede ser liberador a corto plazo, pero no resuelve los problemas, ni los personales ni los sociales.

El Metaverso como entretenimiento.

Ese debería ser el cometido del Metaverso y la mentalidad con la que debiéramos entrar. Pero como entretenimiento, habrá de ser temporal, no constante. Habrá de ser un pasatiempo, no sustitutivo. Habrá de divertirnos, no endeudarnos, engañarnos o timarnos.


Todo esto suena muy bonito, pero pocas personas creerán que no llevaremos lo peor de nosotros mismos a cualquier realidad que creemos. Por ello, tened cuidado.

The following two tabs change content below.
Detective privado, escritor y criminólogo. No necesariamente por ese orden.

Latest posts by Javier Muñoz (see all)

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Elemental, querido Sancho
Call Now Button