LOS SEGUIMIENTOS A PERSONAS, TÉCNICAS DE INVESTIGACIÓN PRIVADA

No nos engañemos, los llamados seguimientos, seguir a personas, son una parte fundamental y totalmente legal del trabajo del detective privado. Hoy vamos a hablar de ello un poco.

seguir personas seguimientos

La verdad es que hoy me he sorprendido pensando en lo poco que hemos hablado de los seguimientos en este blog teniendo en cuenta lo importantes que son para el trabajo del detective y la cantidad de tiempo que invertimos en ellos.

La gente tiende a identificar a los detectives como unos profesionales de los seguimientos y parecen creer que solamente nos dedicamos a esto. No es del todo cierto, pero tampoco van tan desencaminados.

¿Cuándo realizan los detectives seguimientos?

Los seguimientos son la navaja suiza de los detectives, sirven para todo, y en mayor o menor medida los acabas usando en casi todo tipo de servicios.

Vamos a ver los más comunes:

Seguir a pareja en problemas de infidelidad

Ese detective de las películas cómicas que se esconde detrás de setos, árboles y farolas es la imagen clásica que se viene a la mente cuando hablamos de detectives siguiendo a parejas que se dan besos a la luz de la luna en Central Park.

En la realidad no suele haber paseos románticos al atardecer, sino más bien escapadas corriendo al mediodía o a la hora de ir al gimnasio (sudados vuelven desde luego). Y romanticismo más bien poco, sobre todo en público.

Investigar infidelidades es más cosa de día que de noche, al contrario de lo que mucha gente piensa y no son, para nada, las investigaciones más sencillas. La persona acusada de infidelidad, tanto si lo es como si le han acusado muchas veces no siéndolo, sale siempre “con la mosca detrás de la oreja” por si le siguen.

Obviamente esto se acentúa si el encuentro con su amante es inminente por lo que es imprescindible tener experiencia antes de afrontar estos encargos y tener siempre claro que es mejor abandonar el seguimiento que ser detectado.

Seguir a trabajadores durante su jornada

Es un servicio bastante solicitado, sobretodo con repartidores o agentes comerciales. Seguir a un repartidor durante toda su jornada y ver dónde y qué descarga es un tipo de seguimiento particular. Son muchas horas y el investigado acostumbra a mirar bastante por el retrovisor a la hora de pararse a descargar.

Seguir a comerciales suele ser más sencillo, sobretodo porque, en la práctica, cuando se nos encarga que los sigamos es porque hay sospechas de que pierden mucho el tiempo y se suelen confirmar. Acostumbramos a seguirlos al bar de las meriendas e incluso, en horas de trabajo, a su casa.

Seguir a personas por posibles bajas fingidas

Es el clásico encargo que nos hacen tanto mutuas de trabajadores como empresas. El tema de las bajas fingidas es una auténtica lacra tanto para las empresas como para la caja de la seguridad social.

Uno pensaría que dado el elevado coste que tiene para el estado (osea para ti) estaría mucho mejor controlado. Pues no. Es un despitote lo mires por donde lo mires. O se encargan a nivel privado o no se actúa.

Algunos pensarán que decir esto es situarme “contra los médicos” y nada más lejos de la realidad, los profesionales de la medicina son los primeros que nos contratan para estos temas a nivel de las mutuas. En general una mutua te contrata cuando hay una sospecha por parte de uno de sus médicos de la exageración de síntomas.

Sobre lo que encuentras cuando les sigues… pues te puedes esperar de todo. Yo creo que he visto más proezas físicas por parte de gente de baja que en las olimpiadas. Medallas se merecen algunos, aunque no digo de qué.

Por una cosa o por otra… casi siempre

En investigaciones mercantiles, en localizaciones, en divorcios, en…. Al final, en un momento u otro, casi siempre acabas siguiendo a alguien por lo que identificar “detectives” con “seguimientos” es bastante acertado.

Tipos de seguimientos y su legalidad

Hay tres tipos básicos de seguimientos, dos de ellos totalmente legales y uno casi totalmente ilegal:

Seguimientos a pie

Muy habitual en las zonas céntricas de grandes ciudades y como inicio y fin de casi todos los seguimientos. El manejo correcto de las distancias y el no perder de vista al investigado en grandes aglomeraciones de gente o al girar esquinas son las claves de este tipo de seguimiento.

Seguimientos en vehículos

Seguir a vehículos en movimiento forma parte de manera indiscutible de nuestro trabajo. Experiencia, habilidad en la conducción, conocimiento de la zona y un poco de suerte en el azar del tráfico serán factores imprescindibles en un seguimiento a motor.

Pese a que son momentos de mayor tensión, el coche nos proporciona protección y discreción para grabar con más facilidad.

Seguimiento electrónico o informático

Drones o Quadcopteros

Ideales para seguir a alguien que se desplaza dentro de un campo de aeromodelismo, porque en el resto de situaciones o son de dudosa legalidad o directamente ilegales.

La escasa duración de su batería, las interferencias provocadas por las redes wifi de las viviendas, la total prohibición de grabar sobre zonas habitadas o su ausencia de zoom hacen que el seguimiento de personas mediante drones privados sea ahora pura ciencia-ficción.

Pueden ser herramientas útiles y legales en determinadas circunstancias, como por ejemplo cuando el investigado se desplaza en un yate por la costa o está de excursión por la montaña, pero están lejos de ser la panacea universal.

GPS o Lapas

Son esos localizadores gps que, sujetos por un imán o similar a un vehículo, trasmiten por vía telefónica y en tiempo real la ubicación y traslados del mismo.

Dudosa legalidad

Recientes modificaciones legales hacen que la jurisprudencia anterior quede en entredicho por lo que aun cumpliendo los criterios básicos de proporcionalidad y eficiencia, no está nada clara en la actualidad la legalidad del uso de estos aparatos por detectives.

Total ineficacia

Una “lapa” o localizador gps indica con mayor o menor precisión la localización de un vehículo pero pocas veces los detectives seguimos vehículos, seguimos a las personas que van dentro de los mismos.

Basta con que el investigado no coja ese día el coche para que todo el plan se vaya al garete o que estacione en una zona concurrida y marche del vehículo antes de que llegue el investigador para que sea una jornada perdida.

Túneles, aparcamientos subterráneos o zonas con mala cobertura pueden originar señales confusas que despisten más que ayuden.

Abuso por parte de detectives

Ha habido casos en que clientes me han comentado auténticas barbaridades de informes de investigación hechos solo en base a localizaciones por GPS.

Muy cómodo, sí, lo de esperar en el sofá de casa viendo a Ana Rosa Quintana, a que el coche se mueva e ir sacando posiciones de gps para, con total imprudencia, afirmar luego que tal o cual persona se desplaza en el mismo. De vergüenza para la profesión.

Control de flota

Sería la excepción a la inutilidad e ilegalidad de los localizadores GPS, el control de flota típico de vehículos de transporte de mercancías o vehículos comerciales de empresa.

En estos casos, donde el seguimiento es tan largo, conviene a momentos abandonar el servicio de vez en cuando y retomarlo al cabo de unos minutos o seguir al vehículo lejos del alcance de la vista y acercarse solo cuando se desvía de la ruta establecida.

Aquí sí resulta legal u útil tener acceso al GPS, siempre y cuando su uso haya sido comunicado a los trabajadores con anterioridad.

Programas espía para localizar a personas

Pocas cosas incumplen más leyes que ésta, desde la protección de la intimidad hasta la protección de la integridad de las comunicaciones.

Si alguien duda aun de la legalidad de controlar a su pareja mediante un programa espía en su móvil es que se esfuerza en desconocer la ley, esfuerzo que puede ser recompensado con una larga temporada en prisión.

Si además de espiar a tu pareja eres hombre la que te va a caer va a ser gorda y de un delito de acoso no te vas a librar fácilmente.

Técnicas básicas para un seguimiento eficaz

Vamos a ver, a nivel básico, algunas de las técnicas para que un seguimiento sea eficaz.

Seguimiento por fases

Consiste en no seguir en primera instancia sino que el primer día solamente lo dedicas a recoger datos del tipo asegurarse de qué coche conduce, ver en qué dirección acostumbra a marchar, realizar un breve seguimiento para ver cuál es su estilo de conducción, etc.

Personalmente lo uso casi siempre en temas laborales o en los que “faltan datos”, y no es para nada una jornada perdida sino que, por el contrario, acaba redundando en una mayor efectividad final y una disminución importante del riesgo de ser cazado.

Camuflarse en el entorno

Aparte de vestirse como viste la gente de la zona en la que estás, el camuflaje es más una cuestión de actitud y formas. Importa menos que te vean que que vean lo que estás haciendo.

Un investigado puede verte cien veces y nunca sospechar de ti o verte una y tener claro lo que haces.

En estos temas la actitud es primordial y no es lo mismo ver a alguien que parece despistado y “a su bola” que a alguien en tensión pendiente de tus movimientos.

El manejo de la distancia

Saber cuando hay que acercarse y cuando dar espacio es la clave de un buen seguimiento. La experiencia y tener claros tus objetivos ayudan a saber cuando es el momento adecuado para estar cerca y cuando conviene dar espacio a la gente.

La visión directa

A todos los detectives nos ha pasado seguir a alguien a 10 metros y que al girar una esquina haya desaparecido como por arte de magia.

Si no quieres que te pasen casos de “abducción” de este estilo debes intentar no perder de vista ni un momento a la persona que sigues. A veces no basta saber que ha entrado en ese bar, porque ese bar puede tener una salida que desconoces.

La mayor parte de las veces que pierdes a alguien es “justo en ese momento en que no lo veía”. Minimiza esos momentos.

Seguir a alguien es fácil, lo difícil es que no te detecten

Este es el quid de la cuestión. Seguir a alguien y no perderlo es fácil, basta no despegarse de sus posaderas, la clave es hacerlo sin que te detecten.

Hay que tener siempre claro que “perder a alguien” no es lo peor que te puede pasar, como mucho habrás perdido el día y algo habrás aprendido de los lugares donde va y cómo se desplaza. Si le pierdes siempre habrá otro día para no perderlo y a lo mejor lo consigues gracias a la pérdida anterior, si te han detectado se habrá acabado la investigación en un 90% de las ocasiones.

Si alguien me dice que no pierde nunca a nadie enseguida pienso que estoy hablando con alguien tremendamente imprudente. Es como encontrarte con un científico que nunca fracasa en sus hipótesis y que los datos de sus experimentos siempre las corroboran. Raro es, y no me fio.

El error es parte del proceso de aprendizaje, y perder a alguien es parte de la recogida de información.

Siguiendo el símil, que te detecten es el final del experimento tal y como lo conoces.

En caso de duda deja que se marche, ya le seguirás otro día o mas tarde.

Técnicas avanzadas de contravigilancia

¿Quieres detectar si un detective te sigue?

Es muy fácil, solo tienes que… ups, se me acabó el espacio. Continuamos otro día. O no.

Summary
LOS SEGUIMIENTOS A PERSONAS, TÉCNICAS DE INVESTIGACIÓN PRIVADA
Article Name
LOS SEGUIMIENTOS A PERSONAS, TÉCNICAS DE INVESTIGACIÓN PRIVADA
Description
No nos engañemos, los llamados seguimientos, seguir a personas, son una parte fundamental y totalmente legal del trabajo del detective privado. Hoy vamos a hablar de ello un poco.
Author
The following two tabs change content below.
Director en Omnia Veritas y detective privado con licencia 2265. Tel: +34 686 669 705 GM of Omnia Verita and private investigator. Cell: +34 686 669 705

Latest posts by Fernando Mairata (see all)

Leave a Reply

7 + 8 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies